Respondiendo a las Rabietas

Cuando los infantes empiezan a caminar  y a tener  opiniones sobre su propio  ambiente, los padres deben desarrollar nuevas habilidades. Puede ser agotador, embarazoso y molesto cuando los niños pequeños se enojan de cosas que los padres no creen ser importantes.  

Con el desarrollo, los niños pequeños están aprendiendo a comunicar y a expresar sus emociones. Como padre, tiene que desarrollar paciencia y modelar el tipo de comunicación que quiere que ellos aprenden. Aquí hay algunas ideas para manejar las rabietas de los niños.

 Observar:

  • ¿Qué pasaba justo antes de la rabieta del niño?
  • ¿Sus rabietas toman siempre la misma forma?
  • ¿Hay ciertas situaciones que las provocan?

Indagar: ¿Que podría estar causando la pérdida de control?

  • La frustración
  • La incapacidad de poder hacer algo
  • El no tener suficiente vocabulario para expresar sus pensamientos y sentimientos
  • La irritabilidad debido a que tiene hambre o cansancio.

Responder:

  • Manténgase calmado
  • Permanezca cerca del niño y mantenga al niño seguro
  • Dele validez a los sentimientos de niño diciendo: “estás pasando un mal momento. A veces todos necesitamos un descanso.”
  • Después dile: “Te pudiste calmar. ¡Muy bien!”

No se preocupen, esta fase pasa. Recuérdense a modelar las calidades que quieren que tengan los niños: amabilidad, paciencia, respeto y buena comunicación.